Compartilo

No entiendo por qué le llaman el punto “G” masculino, si realmente debería llamarse punto “P” de Próstata, porque es precisamente allí donde el hombre logra su mayor estimulación. La próstata es un órgano glandular, de tamaño similar al de una nuez, que se encuentra debajo de la vejiga y delante del recto. La función de la próstata es producir y segregar un líquido por el cual salen los espermatozoides.

Los heterosexuales suelen negarse este placer, hasta el punto que algunos rechazan que su proctólogo les  realice un examen rectal y palpe su próstata con el dedo, pues la leyenda -que no es tal-,  dice que con su estimulación se producen eyaculaciones espontáneas.  A los hombres heterosexuales esto les produce mucha vergüenza y a los gay que apenas se enteran, una satisfacción muy placentera, por supuesto el placer es mayor en los que saben la teoría y han llegado a la práctica.

Xaviera Hollander,  la alegre madame famosa por sus conferencias y libros sobre sexualidad basados en sus experiencias como prostituta,  conocía la técnica a perfección; ella tenía claro que no todos los hombres se muestran dispuestos a probar la estimulación del punto “P”, ya sea por tabúes o prejuicios que pongan en duda su masculinidad, pero también que una vez se soltaban y descubrían el placer la buscaban y querían repetir la experiencia.

Hay una forma de estimular el punto “P” externamente, se logra presionando o masajeando la zona del periné, esta es la zona que va desde el ano hasta los testículos. En esta zona existe una gran cantidad de terminaciones nerviosas que la hacen muy sensible y erógena. Sin embargo, la presión que allí se ejerce no debe ser muy fuerte porque en vez de placer, produce molestia.

Cómo estimular el punto “P”

Inicie por el aseo de su zona genital, incluso se recomienda un lavado, pero no usar jabones cuyo PH no sea neutro. Una vez se está listo para la estimulación autorícese a iniciar la búsqueda con un dedo, esto será suficiente para los principiantes. Es más agradable si en el dedo o los dedos hay abundante lubricación.

Colóquese recostado de espaldas con las piernas levantadas (como un bebé al que se le echarán los polvos) e introduzca los dedos hasta localizar la próstata. El punto “P” se encuentra en el interior del recto, a unos 5 cm del ano y en la pared que da hacia el frente, hacia la vejiga.

Si quiere intentar algo altamente erótico, su pareja puede practicarle sexo oral mientras le estimula la próstata. Tenga cuidado, porque mucha y adecuada estimulación conduce a una eyaculación fuerte y rápida, así que es mejor ir lentamente y con descansos.

Otra forma de hacerlo es de espaldas a la pareja, arrodillado, orientando la cara al espaldar de un sofá,  inclinando el cuerpo hasta alcanzar un ángulo de 90º o un ángulo superior. Un buen beso negro puede ser el mejor preámbulo. Es mucho mejor si simultáneamente al besito se estimula externamente el punto “P”.

Es posible que sea necesario destruir o extirpar quirúrgicamente los tejidos en dicha glándula si ésta se encuentra inflamada. Un agrandamiento de la próstata puede causar problemas para orinar e infecciones urinarias. Estos síntomas a menudo se pueden aliviar con la extirpación parcial o total de la glándula prostática. Se sabe que una buena estimulación disminuye el riesgo de inflamación. Comience el año trabajando en busca del mayor orgasmo de su vida y cuidando de paso su salud.

Compartilo