Compartilo

20100325 dinero iglesiaLa iglesia católica ha retirado su apoyo económico a una organización caritativa de apoyo a los “sin techo” de Maine (Estados Unidos) como castigo al apoyo que uno de los centros de dicha organización mostró al matrimonio entre personas del mismo sexo con ocasión del referéndum que dicho estado celebró el pasado noviembre sobre la materia.

Mientras que la iglesia católica era una de las principales impulsoras del “sí” a la prohibición del matrimonio homosexual (opción que finalmente resultó ganadora con cerca del 53% de los votos), el centro de Preble Street de la organización Homeless Voices for Justice recomendó votar “no” a la prohibición. La diócesis ha considerado que al defender dicha postura la organización caritativa violó el acuerdo que mantiene con la iglesia, por lo que dejará de recibir, entre este año y el que viene, alrededor de 50.000 dólares que organizaciones vinculadas a la iglesia le aportaban.

Tras conocerse la noticia, Catholics for Marriage Equality, una organización de católicos a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo, ha iniciado una campaña de ayuda para reemplazar los fondos. Una de sus representantes, Anne Underwood, cree que la decisión no es más que un acto de venganza por parte del obispo, señalando además que a partir de ahora muchos católicos se lo pensarán dos veces antes de donar dinero a la iglesia con el fin de ayudar a los más pobres.

Sue Bernard, portavoz de la diócesis, ha explicado que todas aquellas agencias del estado que reciben dinero de la iglesia deben compartir su doctrina. De hecho, deben firmar un documento por el cual renuncian a promover el matrimonio entre personas del mismo sexo. por eso, cuando la diócesis tuvo conocimiento de que el centro de Preble Street aparecía en una página web en un listado de entidades que pedían el “no” a la prohibición del matrimonio homosexual, consideró roto el acuerdo.

Compartilo